✅Presupuesto GRATIS y sin compromiso!✅

 

¡Precios a convenir!

 

 

Tel: 642328418

Atención!!! Pagas al final de obra, sólo si estás satisfecho. Solo particulares.

{{business_hours}}

Trabajamos en:

  • Madrid
  • Malaga
  • Granada
  • Alicante
  • Murcia
  • Albacete
  • Zaragoza
  • Salamanca
  • Toledo
  • Galicia
  • Badajoz
  • Albacete
  • Bilbao
  • Cordoba
  • Cuenca
  • Leon
  • Segovia
  • A Coruña
  • Vigo
  • Pontevedra
  • Ourense
  • Lugo

paviconj-es.es en redes sociales

Conoce los Tipos de Hormigón, Sus Aplicaciones y Sus Propiedades

Muy pocos conocen la gran variedad existente de hormigón, los cuales han sido diseñados para hacerle frente a una gran variedad de problemas en la construcción.

 

Todo gracias a la versatilidad del hormigón, cuya mezcla de agua, cemento, grava, arena, aditivos, fibras o pigmentos nos proporcionan un material duradero, resistente el cual lo podemos usar para muchos fines.

 

El hormigón es un material que ha sido utilizado para todo, y en la mayoría de las veces con las mismas descripciones.

 

Es decir, sin tener presente si lo que nos interesa es la resistencia, el peso, la textura, el color… Sencillamente los constructores modifican algún árido, la cantidad de agua o se le agrega pigmentos para cambiarle el color.

 

Todo ello al ojo por ciento. Por supuesto, sin buscar la adaptación exacta a las necesidades que se presentan.

 

Como expertos en hormigón entendemos lo importante que es tener el hormigón correcto para su edificación, por lo que a continuación, te presentaremos varios tipos de hormigón, sus aplicaciones y sus propiedades que quizás no conoces.

 

Aprende cuáles son, así como sus ventajas y desventajas:

Existe una gran variedad de hormigón, pero destacaremos los que nos parecen más interesantes:

  • Hormigón antibacteriano y fungicida
  • Hormigón drenante
  • Hormigón autocompactante
  • Hormigón proyectado y reforzado con fibras
  • Hormigón de alta resistencia
  • Hormigón ligero
  • Hormigón traslúcido
  • Hormigón excavable
  • Hormigón pretensado (pretesado)
  • Hormigón postensado (postesado)
  • Hormigón ciclópeo

Hormigones:

Hormigón antibacterias:

 

El Hormigón antibacterial es una nueva modalidad de hormigón, por llamarlo de alguna forma es una versión de un tipo de hormigón higiénico.

 

Pero este no se hace con un líquido que se impregne en su superficie, sino que es un material incorporado en la fabricación del hormigón el cual evita el desarrollo de microrganismos en su superficie.

 

Es bastante interesante, la materia prima es el hormigón tradicional, pero enriquecido con aditivos singulares que otorgan su propiedad antibacterial. Este tipo de hormigón antibacteriano se emplea en la industria de comestibles, en los centros de salud y clínicas, los mataderos y granjas de cría de pollos y cerdos.

 

Como inhibe el desarrollo de bacterias en la superficie del hormigón actúa como un repelente efectivo de microbios y gérmenes que provocan afecciones intestinales, respiratorias, y, por lo general, males de carácter viral.

Hormigón drenante:

Su masa granular, con una red muy pequeña de canales, lo dota de gran capacidad para evacuar el agua eficientemente, evitando la generación de charcos.

 

El hormigon drenante un material poroso muy conveniente para la recogida de aguas pluviales y su correcta canalización.

Hormigón autocompactante:

No debemos confundir este tipo de hormigón con un hormigón fluido, pues sus propiedades no son las mismas. 

 

El hormigón autocompactante se obtiene al agregar aditivos superplastificantes, estos le confieren la principal propiedad de este tipo de hormigón: no necesita compactación.  Esta propiedad es una ventaja ante otros tipos de hormigones.

Hormigón proyectado reforzado con fibras:

 

Este tipo de hormigón se ha vuelto mucho más importante gracias al desarrollo de fibras más eficaces.

Con este tipo de hormigón nos evitamos sufrir las fisuraciones en la solera por una mala colocación del armado para absorber los esfuerzos de la retracción del fraguado por los cambios de temperatura.

 

La fibra de acero es, por lo general, la más apropiada. Por otro lado, la fibra de carbono tiene excelentes propiedades, pero es costosa.

 

La fibra de vidrio es adecuada solo para aplicaciones de partículas finas especiales, además estas deben cumplir con los requisitos de comportamiento a largo plazo.

Hormigón de alta resistencia

Este tipo de hormigón es muy utilizado en la ejecución de grandes estructuras o rascacielos.  No suele usarse en edificaciones, a pesar de que aporta grandes ventajas.

 

Posee una alta resistencia, la cual puede ser superior a 70 MPa. En fin, cada uno de los elementos que componen este tipo de hormigón deben ser de alta resistencia.

 

Su baja relación agua cemento hace que el hormigón resultante tenga una elevada compacidad.

Hormigón ligero

Este tipo de hormigón no solo se fabrican con arcilla expandida, estos pueden fabricarse con una gran variedad de áridos que incluso pueden otorgarle una resistente capacidad.

 

Aunque la resistencia a tracción y cortante se ven reducidas frente a los hormigones convencionales es posible fabricar hormigones ligeros de hasta 80 MPa de resistencia a la compresión. 

 

Entre las ventajas del hormigón ligero está, por supuesto, el aligeramiento de las estructuras, lo que ayuda a reducir el volumen de hormigón utilizado o bien reducir la carga permanente sobre las estructuras.

 

Su utilidad más popular es la de reforzar forjados en rehabilitación de edificios. También permite regularizar suelos irregulares, muy desnivelados para la colocación de pavimentos.

 

Otra aplicación para considerar es la de aportar aislamiento térmico y acústico a los elementos estructurales gracias al aire contenido en su estructura porosa que reduce la conductividad térmica.

Hormigón traslúcido

Este tipo de hormigón deja pasar la luz, con el que se consigue un efecto parecido a un biombo. Sumamente estético.

Se obtiene al mezclar el hormigón convencional con fibra óptica, permitiendo el paso de luz a través de su masa.  

Hormigón excavable

Éste es un tipo de hormigón pensado para ser usado en el relleno de zanjas y huecos, lo que permite sustituir al tradicional relleno de zahorras. 

Una vez endurecido, facilita excavar, ya que no adquiere una gran dureza e incluso permite abrir rozas a mano sobre él.

Esta facilidad para ser excavado es de gran utilidad, la gran ventaja de este tipo de hormigón es la rapidez con la que se puede rellenar una zanja y su buena propiedad autocompactante.

El coste de este tipo de hormigón puede llegar a ser inferior a un HM100 tradicional.

Hormigón pretensado (pretesado)

La resistencia a la tracción del hormigón tradicional es inferior a su resistencia a la compresión.

 

Teniendo esto en cuenta, si deseamos emplear el hormigón en elementos estructurales que bajo cargas de servicio resistan tracciones es necesario suplir esta falta de resistencia a la tracción.

 

En el hormigón pretensado el cable no se encamisa, sino que este se deja libre dentro el concreto para que, a través de la fricción o adherencia del cable dentro del hormigón, este le transmita un esfuerzo de compresión después de haber adquirido su resistencia inicial.

 

Este procedimiento genera un vínculo excelente entre el acero y el hormigón, el que resguarda las barras de la oxidación, y deja la trasferencia directa de tensión.

 

El hormigón se fija a las barras, y cuando la tensión se libera es transferida al hormigón a compresión a través de la fricción. No obstante, se requieren fuertes puntos de anclaje exteriores para estirar en línea recta las barras de acero.

 

Por tanto, la mayor parte de elementos pretensados son prefabricados en laboratorio y han de ser llevados al sitio de construcción. Los elementos pretensados pueden ser en pilotes, elementos balcón, losas de piso, vigas doble T para cubrir grandes luces en parquin y edificios, etc.

 

Gracias a su gran capacidad, las estructuras pretensadas pueden ser empleadas en grandes luces y con elevadas sobrecargas.  También una gran ventaja es que se controlan las grietas o fisuras.

Hormigón postensado (postesado)

 

El hormigón postensado es aquel hormigón sometido, después del vertido y fraguado, a esfuerzos de tracción por medio de cables de acero montados dentro de vainas o tuberías para encamisarlo, y así no transmitirle esfuerzos de compresión al concreto.

 

Esta es la diferencia que existe entre el hormigón pretensado y el postensado. Los esfuerzos se transmiten hacia los apoyos, logrando de esta forma cubrir una mayor luz de apoyo a apoyo. Esto podemos verlo mayormente en los puentes y estructuras de grandes luces.

 

El curado de este tipo de hormigón es de suma importancia en el parque de fabricación, de ahí va a depender en parte la resistencia inicial que vaya adquiriendo y el control de grietas.

Hormigón ciclópeo

Este tipo de hormigón se realiza añadiendo piedras del lugar mientras se va hormigonando para economizar material. Este tipo contiene en su interior piedras mayor a los 30 cm.

 

Se utiliza donde sea preciso ahondar las excavaciones bajo la cota proyectada para conseguir una cimentación de soporte conforme con lo solicitado por las estructuras.

 

Esperamos que te haya parecido interesante este listado de hormigones especiales. Si quieres agregar alguna información o comentar sobre alguno de ellos, siéntete libre de dejar un comentario.