Suelo para Garaje

Su suelo para garaje generalmente absorbe mucho la humedad, goteos de aceite, derrames químicos, arena y sal de carretera lo que hace que con el paso del tiempo este se envejezca y se maltrate.

La aplicación de un revestimiento para su piso del garaje no solo mejorará el aspecto del piso, sino que también lo protegerá contra las manchas y el deterioro natural del paso del tiempo.

 

Actualmente existen un montón de distintas opciones para los pisos de garaje, pero lo que todos se preguntan es ¿realmente funcionará y se verá bien en mi garaje?

La respuesta es que depende de sus necesidades específicas y del suelo para garaje que finalmente elija.

 

Si su suelo para garaje esta en buenas condiciones puede elegir un revestimiento. Pero si el suelo tiene muchas grietas o marcas, una cubierta completa es mejor para ocultar el daño.

Un recubrimiento, incluso uno sin tanto brillo tiene la tendencia a resaltar las imperfecciones del mismo.

 

¿Qué es un suelo para garaje?

Lo más común es ver este tipo de suelos en áreas de almacenamiento y también se los ve bastante en espacios de producción industrial.

 

Comúnmente se suele usar el pavimento para garaje en hospitales, clínicas y asilos debido a su alto nivel de pulcritud.

 

Otros lo utilizan en superficies deportivas, como canchas de futbol, básquet o simplemente en espacios con mucho tránsito que están sometidos a un desgaste intenso.

¿Ha visto el piso de tu garaje últimamente? Darle una cubierta completa puede mantenerlo con buen aspecto y ayudar a que dure más tiempo.

 

Y eso por no hablar de le podría dar nuevos usos, como una cancha deportiva por ejemplo.

 

El movimiento continuo del tráfico de entrada y de salida en un aparcamiento, más las maniobras que se realizan dentro de él, hacen que sea necesario prestar una atención especial a su garaje.

Obviamente su recubrimiento ha de ser especialmente resistente a la fricción de los neumáticos y a la acción de productos químicos como el aceite o el combustible.

 

Se necesita que presente una elevada dureza y al mismo tiempo un acabado decorativo que nos facilite la limpieza y mantenimiento.

De igual manera su adherencia sobre el piso ha de ser óptima, lo cual depende de factores como la humedad o los requerimientos de uso.

 

Es decir, desde los pavimentos nuevos de hormigón que necesitan controlar su curado o porosidad hasta los antiguos a rehabilitar, pasando por aquellos que nunca han sido tratados.

Además, se debe tener en cuenta los posibles daños o desgaste que va a recibir en el futuro, como la erosión en las zonas de mayor tránsito o las fisuras de la solera.

 

En general, para asegurar un buen resultado antes de aplicar la solución al pavimento, el área a tratar debe estar limpia, seca y a una temperatura mayor o igual a 12ºC.

Si no se tiene la certeza de que ningún agente de curado u otro tipo de pintura están presentes en el suelo lo mejor es llevar a cabo un sencillo test para confirmarlo.

 

Este consistirá en depositar unas gotas de agua en tres o cuatro zonas del suelo y si es absorbida probablemente no haya ningún producto previo.

Sin embargo si el agua se mantienen en la superficie podría ser indicativo de la presencia de un agente de curado o pintura, lo cual debemos tener muy en cuenta para los procesos posteriores.

Cuáles son las características de los suelos de garaje?

Las características más notorias y que debemos tener en cuenta cuando tenemos planeado trabajar en un suelo para garaje son las siguientes:

 

  • Posee una resistencia natural a la abrasión.
  • No requieren de mucho mantenimiento ya que son casi imposibles de rayar.
  • Este es un suelo del tipo antideslizante.
  • Pueden resistir bastante bien ante un calor extremo, así como también soportar ambientes por debajo de los cero °C.
  • Posee unas notables propiedades acústicas.
  • Es ideal para sitios donde necesitamos tener un ambiente limpio. 
  • Nos ahorra tiempo ya que no se aglomera el polvo y esto facilita muchísimo su mantenimiento. 
  • Algo a destacar es que se pueden utilizar sobre casi cualquier superficie, incluso una que tenga hormigón antiguo.
  • Poseen una alta resistencia a los rayos ultravioleta y a la luz del sol, por esta razón muchos lo utilizan en exteriores y no solo en interiores. 
  • La instalación de este tipo de suelos es rápida y sencilla lo que nos ayuda a no perder el tiempo en nuestro proyecto.
  • Estos pisos tienen la posibilidad de utilizar una alta gama de colores. 
  • Es posible elegir entre un terminado liso o rugoso. 
  • Estos pisos se pueden instalar sobre suelos con un nivel de humedad considerable.

¿Qué tipos de pavimentos para garaje existen?

Existen varios tipos de suelos para garaje pero los más utilizados por los expertos son los siguientes:

Hormigón pulido

 

Este pavimento se caracteriza por tener una alta adherencia y es comúnmente utilizado para interiores y exteriores.

 

Es bastante utilizado en proyectos como terrazas, cocinas, encimeras, piscinas y hasta en murales.

Esta clase de revestimiento de baja consistencia y alta durabilidad se ajusta sin inconvenientes a toda clase de soportes.

Hormigon fratasado

 

El hormigón fratasado es muy conocido por su durabilidad, además el acabado de su área se  lo elabora con un fratasado mecánico.

 

Este proceso le proporciona una alta rugosidad y perdurabilidad haciendo del mismo un acabado antideslizante bastante competente.

Suelo resina epoxi

 

Este suelo es conocido normalmente como resina epoxi y comúnmente se aplica con otros materiales para obtener el efecto esperado.

 

Para crear este tipo de suelo juntan el pegamento con distintos elementos que favorecen a que la mezcla se ponga más fuerte sin afectar su estética o elegancia.

Pavimento poliuretano

 

El pavimento poliuretano es conocido por ser una clase de cemento continuo con bastante resistencia química además de mecánica.

 

Y son muy utilizados para proyectos que requieren de una alta resistencia a las temperaturas extremas.

¿Cuales son los precios por m2?

Aunque sus precios pueden variar mucho dependiendo de varios factores como la mano de obra, las dimensiones del área y la calidad de los materiales podemos decir de forma general que su precio por metro cuadrado oscila entre los 20 y los 70 Euros.

 

¿Qué tipo de suelo debo elegir?

Los suelos para garaje son versátiles tanto en sus características como en su estética.

 

Existe un tipo de suelo de garaje perfecto para cada proyecto según sus necesidades y si no queremos equivocarnos al elegir uno lo mejor siempre será dejarnos guiar y asesorar por un experto en la materia.


Un último consejo sería pensar a largo plazo y no solo dejarnos guiar por el precio, la durabilidad y mantenimiento futuro de nuestro suelo para garaje son factores a tener muy en cuenta.