✅Presupuesto GRATIS y sin compromiso!✅

 

¡Precios a convenir!

 

 

Tel: 642328418

Atención!!! Pagas al final de obra, sólo si estás satisfecho. Solo particulares.

{{business_hours}}

Trabajamos en:

  • Madrid
  • Malaga
  • Granada
  • Alicante
  • Murcia
  • Albacete
  • Zaragoza
  • Salamanca
  • Toledo
  • Galicia
  • Badajoz
  • Albacete
  • Bilbao
  • Cordoba
  • Cuenca
  • Leon
  • Segovia
  • A Coruña
  • Vigo
  • Pontevedra
  • Ourense
  • Lugo

paviconj-es.es en redes sociales

Todo sobre dosificación de hormigón por M3

En la dosificación del hormigón establecemos cuáles son las proporciones apropiadas de sus componentes con el fin de conseguir la resistencia y durabilidad requerida en cualquier obra.

 

En todos los métodos utilizados en la dosificación del hormigón se destaca la importancia de las proporciones de los elementos que la componen: áridos, el cemento, la arena y el agua.

 

Es decir, con estos materiales formaremos una pasta que al endurecer actuará como aglomerante y mantendrá unidos a los agregados.

 

Todo en conjunto debe alcanzar los valores requeridos de consistencia, resistencia y calidad. 

 

Cómo determinar la cantidad de componentes para realizar un hormigón o mortero

 

En la dosificación de componentes del hormigón o mortero tenemos que tener presente, por ejemplo, algo tan obvio como el agua.

 

Esta hace que la mezcla de hormigón sea más trabajable, pero si agregamos demasiado agua a la mezcla la resistencia y durabilidad de nuestro hormigón disminuirá.

 

Por nuestra experiencia, y por la proporción ya establecida por los laboratorios especializados de concreto, los cuales se rigen por la Instrucción Española del Hormigón Estructural (EHE-08), agregar un pequeño porcentaje de agua garantiza que tanto un hormigón como un mortero sea más fácil de trabajar.

 

Laboratorios especializados ya han demostrado, a través de ensayos, los materiales para la dosificación y los procesos de ejecución previstos para lograr un hormigón o mortero que posea las condiciones de resistencia y durabilidad que exige cualquier proyecto.

¿Cómo determinar la cantidad de cemento en el hormigón?

                                                                                

La cantidad de cemento en el concreto se determina dependiendo de la resistencia a la compresión de este. 

 

Esta resistencia se determina haciendo mezclas de prueba en los laboratorios de concreto, dependiendo del elemento estructural y el uso que este vaya a tener, se diseña la resistencia.   

 

Las resistencias a la compresión más comunes son el 180, 210, 280, 350 y 375 kgs/cm2.  Cada una de ella se dosifica con una cantidad de cemento especifica la cual se determina a través las mezclas de prueba que se prepara en los laboratorios.

Diferencia entre hormigón y mortero

 

Antes de continuar es necesario que, para los que no están muy versados en este tema, sepan cuál es la diferencia entre mortero y hormigón.

 

En su forma más sencilla, el mortero es una mezcla de cemento (aglomerante), arena de construcción (conglomerado), cal (para permitir un mortero más plástico) y agua; cemento, yeso y arena o simplemente cemento y arena.

 

El mortero sirve para colocar bloques, piedras o ladrillos, así como preparar capas sobre suelos de hormigón, aplicar enlucidos sobre fachadas y otros trabajos de construcción.

Dosificación del mortero

A continuación, te presentamos una tabla para la correcta dosificación de mortero por saco de cemento:

Uso Cemento (kg/m3) + Proporcion Arena (Proporcion en volumen)
Mortero para relleno, solados 170 + 1 10
Fabricas ordinarias sin cargar 200 + 1 8
Fabricas cargadas 250 + 1 6
Fabricas muy cargadas, enfoscados 300 + 1 5
Bovedas, doblados rasilla, escaleras 380 + 1 4
Enfoscados, revocos, pavimentos 450 + 1 3
Enlucidos, cornisas 600 + 1 2

Dosificación del hormigón:

Por otro lado, el hormigón, además de estar compuesto por cemento y arena contiene otros agregados de diversa granulometría.

 

La dosificación de hormigón es muy variable en función de la resistencia y condiciones de trabajabilidad que queramos obtener (cimientos, soleras, losas de techo, etc.).

 

Para aumentar la resistencia del hormigón añadimos mallazo, obteniendo un hormigón armado.

¿Cuántos sacos de cemento por m3?

 

Correcta dosificación del hormigón por M3:

Uso

Armadura

Cemento

saco de 50kg

Arena

Grava

Agua

Solera de compresión, terraza, suelo de garaje.

Mallazo soldado

7 sacos

6 espuertas (capazos) colmadas

9 espuertas colmadas

28 I, aprox.

Fundaciones

Varillas de acero laminado (corrugado)

7 sacos

6 espuertas colmadas

9 espuertas colmadas

28 I, aprox.

Vigas, dinteles

Hierro redondo liso o varillas de acero corrugado

8 sacos

4 1/2 espuertas colmadas

9 espuertas colmadas

24 I, aprox.

¿Cómo calcular la cantidad de cemento por metro cuadrado?

 

Es necesario calcular el volumen del área que deseas hormigonar. Por ejemplo: 12 M X 7 M= 84 M2, estos metros cuadrados los debemos multiplicar por el espesor de la losa, ejemplo: 0.10 M (10 cms).

 

Al multiplicar las tres medidas conseguimos un volumen (12 x 7 x 0.10= 8.40) en metros cúbicos. En este caso resulta igual a 8.40 M3.

 

Ahora solo es cuestión de multiplicar ese volumen obtenido por 6, que son los sacos que ocupa 1M3. Es decir, necesitaríamos, 8.40 x 6= 50.40 sacos de cemento.

Dosificación del hormigón según su resistencia:

Para seleccionar la dosificación del concreto vamos a utilizar. Esta va a depender de la resistencia necesaria para construir, por ejemplo, una losa de hormigón.

 

Esta puede ser de 210 kgs/cms2. En este caso podemos utilizar, por ejemplo, una dosificación 1:2:3. Es decir, 1 parte de cemento, 2 de arena y 3 de grava.

 

En la tabla siguiente, te mostraremos la dosificación del hormigón tomando en cuenta su resistencia, según el tipo de concreto:

Tipo de concreto

Resistencia Psi o (lb/pulg2)

Resistencia (Kg/cm2)

Materiales

Cemento

(Kg)

Arena

(m3)

Grava

(m3)

Agua

(L)

1:2:2

3500

246

420

0.67

0.67

220

1:2:3

3000

210

350

0.56

0.84

180

1:2:4

2500

175

300

0.48

0.96

170

1:3:4

2000

140

260

0.63

0.84

170

1:3:6

1500

105

210

0.50

1.0

160

 

¿Como preparar mezcla de cemento para hormigón?

 

Preparar hormigón es simple, y debido a que se utiliza en numerosos trabajos y acondicionamientos como muros, terrazas, piscinas, parqueos, etc.

 

En consecuencia, es esencial respetar las dosificaciones conforme el tipo de resistencia de hormigón que desee preparar. O sea, dependiendo del destino de la obra que desee efectuar (Ver tabla anterior).

 

 

Asimismo, también es posible preparar cantidades pequeñas de hormigón preparando la mezcla de forma directa en una carreta o bien un recipiente. En la mayoría de los casos, utilizamos una hormigonera.

 

En nuestros días las hormigoneras tienen diferentes capacidades, lo que facilita y acelera el trabajo.

Para preparar la mezcla de hormigón necesitará:

 

  • hormigonera
  • pala
  • cubos o baldes de albañil de 10 litros
  • carretilla
  • agua
  • un listón que nos permita transportar la carretilla llena de hormigón.
  • Una regla de albañil para alisar la mezcla de hormigón en el sitio.

Pasos:

  1. Ubique la hormigonera justo al lado del área donde usará la mezcla de concreto.
  2. Según la resistencia deseada del hormigón, tire las paladas de cada uno de los componentes, alternando. Espere hasta obtener una mezcla homogénea antes de agregar el agua.
  3. Recuerde que debe añadir agua con mucho control, pues es fácil agregar un poco más de agua si la mezcla está muy seca; pero en el caso contrario, si la mezcla queda muy líquida sería difícil de llevarla a la consistencia deseada. Por ende, desperdiciaría material.
  4. Ahora solo es cuestión de volcar la mezcla para hacerla llegar donde sea requerida.
  5. Recuerde empapar el sitio sobre el que va a poner su hormigón para impedir que el suelo absorba el agua del hormigón.
  6. El hormigón empieza a tirar ("secar") en unas 2 a 3 horas más o menos. Durante este tiempo el hormigón aún es maleable.

Es útil y recomendable regar de manera regular el trabajo en los días siguientes a su preparación para compensar la evaporación del agua y evitar la formación de fisuras o grietas.