¡Presupuesto GRATIS y sin compromiso!

 

¡Precios a convenir!

 

 

Tel: 642328418

pavimentos de hormigon Pavimentos hormigon - obras

Atención!!! Pagas al final de obra, sólo si estás satisfecho. Solo particulares.

Obras pavimentos hormigon imitacion madera. Obras pavimentos hormigon imitacion madera.
hormigon vertical obras PAVICONJ..vertical

{{business_hours}}

Trabajamos en:

  • Madrid
  • Malaga
  • Granada
  • Alicante
  • Murcia
  • Albacete
  • Zaragoza
  • Salamanca
  • Toledo
  • Galicia
  • Badajoz
  • Albacete
  • Bilbao
  • Cordoba
  • Cuenca
  • Leon
  • Segovia
  • A Coruña
  • Vigo
  • Pontevedra
  • Ourense
  • Lugo

paviconj-es.es en redes sociales

¿Qué es una solera de hormigón?

Una solera de hormigón es el conjunto de placas metálicas que se colocan sobre el terreno y sobre las que se asientan otras estructuras.

 

Es necesaria su construcción en cualquier obra o reforma. 

Tipos de hormigón para solera:

 

Al hacer una solera para pisos en la primera cosa que pensamos es en emplear hormigón, pues nos da cualidades muy duraderas y resistentes.

 

Por otra parte, en el mercado hay a su disposición muchos tipos de hormigón para cada propósito. Todo depende del fin que le queramos dar a nuestra solera de hormigón para suelos.

 

El hormigón ornamental o bien decorativo tiene numerosos usos. Podemos usarlo, empresas, centros comerciales; en el hogar (para pavimentar tanto en el interior como el exterior) centros de salud, etc...

 

Entre las clases de hormigón que te vamos a mostrar ahora, escoge el que más te convenga.

 

Estos son:

Hormigón desactivado

 

Conocido como árido visto o bien hormigón lavado es un tipo de hormigón con una increíble resistencia y maleabilidad.

 

Este tiene una apariencia pétrea (rocosa), pero con una textura muy definida.

Su proceso de construcción empieza con la mezcla de hormigón tradicional. Sin embargo, con la diferencia de que aplicamos una capa de rocas pequeñas en la masa de hormigón.

 

Entonces a lo largo de su punto de cuajado, retiramos la primera capa, dejándolo a la vista sus áridos. De ahí procede su nombre.

 

Esta clase de solera de hormigón para suelos podemos emplearla en el deck de la piscina, estaciones de servicio, paseos, terrazas...

 

Es un piso que queda increíble, y además de esto es antideslizante y muy resistente al clima y al alto volumen de tráfico.

 

Hormigón drenante:

 

El hormigón drenante se identifica por tener una masa granular, con una red pequeña de canales. Esta diferencia da a nuestra solera de hormigón para suelo una enorme capacidad para evacuar el agua con eficacia.

 

Su alta porosidad evita los charcos, lo que es muy aconsejable para la conveniente recogida de aguas pluviales.

Hormigón autocompactante:

 

Muchos confunden esta clase de hormigón con el hormigón fluido. Sin embargo, los dos tienen propiedades diferentes.

 

Por poner un ejemplo: El hormigón autocompactante se logra al incorporar a la masa aditivos superplastificantes, estos dan su principal propiedad: no precisa de compactación.

 

Hormigón fratasado

 

El hormigón fratasado es un tipo de hormigón de alta resistencia debido a que su última capa está sometida a un proceso en el que su superficie queda más áspera.

 

Realizamos una pigmentación en masa para darle el color acabado, si de esta forma lo quiere.

Entre los beneficios del hormigón fratasado tenemos:

 

Esta clase de hormigón para suelos tienen en un gran parecido con el hormigón impreso o bien pulido (ver más abajo), mas su empleo para solar es considerablemente más común.

 

El hormigón fratasado, gracias a su funcionalidad, lo puedes emplear en escaleras, garajes, puentes y en otros muchos pavimentos exteriores.

 

El hormigón fratasado se puede emplear para cubrir superficies como base en la colocación de mármol, ladrillos, piedra o bien porcelana, por el gran agarre que proporciona. 

El hormigón pulido

 

El hormigón pulido es el preferido en hospitales, industrias, centros comerciales, y otras edificaciones donde el piso está sometido a un alto tráfico e impactos.

 

El hormigón pulido es un material verdaderamente fuerte por el hecho de que deriva del hormigón tradicional, con la salvedad de que su superficie tiene un acabado minucioso, muy lustroso.

 

Beneficios del hormigón pulido:

 

  • Es muy asequible y puede emplearse para solar grandes espacios.
  • Esta clase de pisos se aconseja en centros comerciales por su característica plana y brillante.
  • Refleja la luz, lo que supone un ahorro significativo de energía en las industrias o grandes almacenes.
  • Este no se hunde ni se resquebraja.

 

El hormigón impreso

 

El hormigón impreso es otro preferido en el momento de poner pisos interiores o bien exteriores. Tiene un valor estético impresionante.

 

Esto es, se puede emplear un número infinito de moldes y patrones que simulan otra clase de pavimentos. O sea, como la es costosa, puedes emplear el hormigón impreso para imitar la madera.

 

Simplemente, el estampado en madera es muy bonito y lo puedes usar, por ejemplo, en áreas donde la superficie siempre esté mojada.

 

Con el hormigón impreso puedes imitar rocas, gres, madera, etc.…

 

Otra de sus peculiaridades del hormigón impreso es que, aparte de ser muy elegante, el hormigón impreso es muy resistente. Soporta las inclemencias del tiempo. Puede hacerlo con la textura impresa y el color deseado.

Espesor mínimo, solera de hormigón

 

El espesor mínimo de una solera de hormigón varía dependiendo de su función. Por ejemplo:

 

Una solera puede tener un mínimo de 5 cm, si lo que se quiere es pavimentar con una losa muy ligera. Casi siempre por aspectos decorativos.

 

Sin embargo, estructuralmente hablando, una solera de hormigón debe tener mínimo 10 cm de espesor.

 

Sin embargo, este varía dependiendo de factores como la carga, el tránsito, los golpes o impacto, etc.

 

¿Cuánto pesa una solera de cemento?

 

El peso de una solera de cemento varía mucho dependiendo de su diseño.

 

Si la solera de hormigón se hace sobre una azotea, es imprescindible tener en cuenta la capacidad de carga estática para evitar que el techo se derrumbe.

 

Una solera de hormigón podría pesar aproximadamente 2,000 - 2,600 kg / m³. Dependiendo, por supuesto, de la calidad del concreto y si el acero está en él.

 

Por otro lado, dependiendo del tipo de agregado utilizado (arena / grava), 1 m³ de hormigón pesa aproximadamente 2.1 - 2.3 t.

 

Asimismo, son posibles soleras que pesen más de 2.4 t / m³ (por supuesto, sin acero / refuerzo).

 

Solera de hormigón sin mallazo:

 

Una losa de hormigón para suelo puede llevar armadura o no. En otras palabras, luego de calcular la resistencia de cargas que esta soportará.

 

Sin embargo, podemos usar una solera sin mallazo, aunque podemos colocarlo para controlar la retracción del hormigón.

 

Es decir, para evitar la aparición de las fisuras que se forman cuando el hormigón se encuentra todavía en estado plástico.

 

Estas se forman durante las primeras horas (2-4), durante el proceso de endurecimiento del hormigón por la retracción hidráulica.

 

Solera de hormigón, precio:

 

El precio de ejecución de una solera de hormigón depende de varios principios elementales como el tipo de solera de que se trate (de hormigón impreso, rayado, pulido, etc.) y de la superficie a pavimentar. El precio promedio está en unos 950 €.