¡Presupuesto GRATIS y sin compromiso!

 

¡Precios a convenir!

 

 

Tel: 642328418

pavimentos de hormigon Pavimentos hormigon - obras

Atención!!! Pagas al final de obra, sólo si estás satisfecho. Solo particulares.

Obras pavimentos hormigon imitacion madera. Obras pavimentos hormigon imitacion madera.
hormigon vertical obras PAVICONJ..vertical

{{business_hours}}

Trabajamos en:

  • Madrid
  • Malaga
  • Granada
  • Alicante
  • Murcia
  • Albacete
  • Zaragoza
  • Salamanca
  • Toledo
  • Galicia
  • Badajoz
  • Albacete
  • Bilbao
  • Cordoba
  • Cuenca
  • Leon
  • Segovia
  • A Coruña
  • Vigo
  • Pontevedra
  • Ourense
  • Lugo

paviconj-es.es en redes sociales

¿Cómo hacer una junta de dilatación en hormigón?

Todo sobre junta de dilatación en hormigón.

Como constructores al edificar pavimentos y muros de hormigón debemos tener en consideración las posibles dilataciones y movimientos que estos elementos estructurales puedan padecer, así sea por movimientos del terreno, tráfico pesado de automóviles como, por ejemplo, el que se genera en polígonos y parques industriales y, por supuesto, los cambios de temperatura.

 

Con respecto a la variación de la temperatura, si esta aumenta el material se dilata y, si, por el contrario, disminuye, el material se contrae.

¿Qué es una junta de dilatación en hormigón?

 

Una junta de dilatación es un factor de suma importancia que permite, sin efectos secundarios como fisuras o grietas, los movimientos entre dos partes de una estructura o bien entre la estructura y otros elementos con las que trabaja.

 

Las juntas tienen como fin prevenir las fisuras o grietas, así como desprendimientos en estructuras de ladrillo, porcelana o bien mortero, entre otras muchas.

¿Por qué debemos realizar juntas de dilatación en hormigón?

La realización de estas juntas nos evitará arduos problemas en la construcción de pavimentos de hormigón residenciales como paredes, fachadas o soleras, zonas peatonales, separación de elementos estructurales como las columnas, etc.

 

La adecuada ejecución de una junta de dilatación es fundamental para lograr un trabajo perdurable y que cumpla con las normativas del código técnico de la construcción.

 

En otras palaras, las juntas de dilatación son indispensables para evitar el resquebrajamiento del hormigón y para aguantar las grandes tensiones en la estructura de nuestra residencia que, de no existir dichas juntas, podrían derivar en la ruptura de suelos de gres, paredes de azulejo e inclusive en un mal funcionamiento de puertas y ventanas en los casos más extremos.

Tipos de juntas de dilatación:

 

Sobresalen dos tipos de juntas: las juntas de dilatación abiertas y las juntas selladas.

 

Las juntas de dilatación abiertas deben dejarse sin sellar, pues son efectivas al absorber muy bien el movimiento de dilatación del material entre dos juntas consecutivas.

 

Sin embargo, estas juntas se van llenando de suciedad y residuos que restringen su función.

 

Por otro lado, las juntas de dilatación selladas son separaciones rellenadas con masillas elásticas, así evitamos que el agua, la suciedad, la humedad, etc., entren.

 

Estas juntas son duraderas y son bastante efectivas en su función.

Otros tipos de juntas de dilatación en hormigón

 

Juntas de dilatación de PVC para hormigón:

Las juntas de dilatación en PVC forman dos cuerpos, rígidos y flexibles; los cuales permiten una buena absorción y resistencia ante las pequeñas variaciones de movimiento sobre la superficie.

 

Una de sus mejores virtudes es que permite un mayor límite elástico, lo que ayuda aún más a absorber las dilataciones y contracciones.

 

Este tipo de juntas de dilatación en PVC es recomendable en pavimentos exteriores de 10 a 25 M2 como máximo, sin que la distancia existente entre las juntas sea mayor a 5 ML.

 

Por otro lado, en pavimentos interiores cuya variación térmica sea menor, se aconseja encerrar superficies de 64 M2 como máximo, pero sin que la distancia entre las juntas supere los 8 ML. Es decir, formando cuadros o cuadriculas de 8 X 8 ML.

Juntas de dilatación para separar elementos verticales:

De hecho, en el momento en que una estructura vertical de hormigón (muros, columnas o paredes) coinciden con el pavimento de hormigón es obligatorio efectuar una junta de dilatación para impedir el encuentro chocante de los dos elementos estructurales.

 

En estos casos se debe instalar una junta de dilatación, generalmente de poliestireno expandido, de no menos de 1 cm.

 

El Código Técnico de la Edificación establece una serie de normas obligatorias para el cumplimiento de la edificación y rehabilitación en juntas de dilatación en edificios.

 

Por ejemplo, los muros deben disponer de este tipo de juntas para poder absorber las deformaciones por temperatura o retracción.

 

Sobre todo, cuando se ha de diferenciar tramos contiguos del muro. Asimismo, también deben hacerse en otros elementos estructurales como escaleras, rampas de carga, etc.

 

Juntas de separación en soleras de gran longitud:

En un suelo de hormigón de enormes dimensiones se deben realizar juntas de dilatación en distancias que no superen los 3 metros de longitud, formando cuadros en ambas direcciones para absorber los esfuerzos por temperatura o movimientos sísmicos en el suelo.

 

De esta manera contrarrestamos la formación de fisuras o grietas.  

 

Estas juntas acostumbran a realizarse a través de corte sobre el hormigón fraguado.

 

Para esto, en dependencia de la profundidad de la solera, se empleará una cortadora de juntas o un radial con disco de diamante para materiales abrasivos.

 

Juntas de retracción en pavimentos con elementos estructurales:

Cuando una solera de hormigón disponga de otros elementos estructurales como columnas, registros, fosos, sumideros o bien arquetas se deben efectuar juntas de dilatación entre ellos para impedir que, por una retracción de los materiales, se pueda fisurar la superficie.

 

En caso de que una columna coincida, por ejemplo, en el medio de una solera se debe aplicar exactamente el mismo procedimiento, tal y como si de una junta de separación entre elementos verticales se tratara, aplicando para este fin poliestireno expandido con lo que lograremos que  ambos elementos tengan espacio para impedir posibles daños por dilatación.

Herramientas para efectuar una junta de dilatación en hormigón:

 

Para realizar juntas de dilatación en hormigón emplearemos máquinas eléctricas o motor de combustión que ofrezcan una gran capacidad de corte, como cortadoras portátiles de diamante o cortadoras de juntas con motor de gasolina, amoladoras angulares.

 

Para realizar el corte de juntas de dilatación es preferible efectuar un marcado longitudinal previo para poder trabajar más con comodidad y efectuar así un corte estético más preciso.

 

Entre las herramientas para hacer los cortes en las soleras podemos emplear:

 

Cortadora de pisos: Necesitaremos una cortadora en el caso de pavimentos de hormigón de gran espesor y armadura metálica.

 

Estas máquinas acostumbran se utilizan al poco tiempo de fraguado del hormigón, con lo que se aconseja un disco de diamante para el corte de hormigón fresco.

 

Además, teniendo en cuenta no forzar el avance de la máquina, pues de lo contrario, sobrecargaríamos el motor; reduciendo la duración del disco al no conseguir la ventilación adecuada.

 

Amoladora angular: Para soleras de hormigón de no más de 10 cm de espesor podemos emplear una amoladora angular con un disco de diamante para cortar el hormigón.

 

Cutter: Si se trata de juntas de dilatación entre elementos estructurales de hormigón como muros y columnas, vamos a proceder a recortar tiras de poliestireno expandido de un grosor aproximado de 1 cm y con exactamente la misma altura que la solera que vayamos a efectuar.

Sellado de las juntas de dilatación

 

El sellado de las juntas de dilatación es un proceso de vital relevancia puesto que evita que estas puedan llenarse de polvo, basura, piedras o bien tierra.

 

Por tanto, una vez efectuadas las juntas de dilatación quitaremos con agua la mayor cantidad de polvo posible de su interior, preferentemente con una hidrolavadora, para el siguiente sellado de las juntas.

 

Las juntas de dilatación tienen que sellarse con productos de sellado flexibles, pues llegar a perder su eficiencia si el sellado no se efectúa apropiadamente.

¿Cómo se hacen las juntas de dilatación en hormigón?

 

Para hacer una junta de dilatación en hormigón que sea duradera para que pueda resistir a la intemperie necesitamos un diseño conveniente de la junta, un método de aplicación adecuado del sellador y un sellador de alta calidad.

 

Nuestra empresa utiliza un excelente sellador, el cual cumple con las características imprescindibles como gran elasticidad (recuperación elástica), duración en el tiempo, resistencia a la intemperie y a los rayos solares; así como también debe tiene buena adherencia, buena resistencia mecánica y no mancha las superficies a tratar.

 

 

  • Paso No. 1: Preparación del soporte

Las juntas para sellar han de estar secas y limpias: libres de polvo, grasas, aceites o bien agentes contaminantes que podrían dañar el sellado.

  • Paso No. 2: Se aconseja decapar el hormigón con un cepillo metálico.

 

  • Paso No. 3: Enmascarar juntas

Emplear primer, si fuera preciso, anterior a la aplicación. Debemos enmascarar con cinta de papel los bordes de la junta para un acabado minucioso, y retirar justo después de la aplicación.

  • Paso No. 4: Rellenar las juntas

Introducir el cartucho sellador en la pistola y aplicar siempre y en toda circunstancia hacia adelante.

 

  • Paso No. 5: rellenar la junta totalmente, asegurándose de que el material quede en contacto con los dos lados de la junta. Tras la aplicación, alisar con espátula humectada con agua jabonosa.

 

Si desea saber más sobre cómo hacer juntas de dilatación de hormigón, contáctenos sin compromiso alguno. Le haremos su presupuesto gratuitamente. Cuente con nuestra asesoría experta.