✅Presupuesto GRATIS y sin compromiso!✅

 

¡Precios a convenir!

 

 

Tel: 642328418

Atención!!! Pagas al final de obra, sólo si estás satisfecho. Solo particulares.

{{business_hours}}

Trabajamos en:

  • Madrid
  • Malaga
  • Granada
  • Alicante
  • Murcia
  • Albacete
  • Zaragoza
  • Salamanca
  • Toledo
  • Galicia
  • Badajoz
  • Albacete
  • Bilbao
  • Cordoba
  • Cuenca
  • Leon
  • Segovia
  • A Coruña
  • Vigo
  • Pontevedra
  • Ourense
  • Lugo

paviconj-es.es en redes sociales

¿Cómo puedo tener el mejor suelo para jardín?

Tener el mejor jardín de todos podría parecer una tarea complicado, aunque en realidad esto no es así. No necesitas ser un gran experto, arquitecto o diseñador de espacios para tener el mejor jardín de todos. Solo debes saber utilizar los recursos a tu alcance.

 

Uno de ellos son el suelo para jardín, del cual te hablaremos a continuación. Así podrás conocer todo lo que debes saber para aprovechar al máximo el potencial que este tipo de piso tiene para ti. Es por eso que, el primer consejo que te daremos es que sigas leyendo.

¿Qué es un suelo para Jardín?

A diferencia de otros tipos de suelo, el suelo para jardín destaca por estar hecho para resistir la intemperie. Y es que tomando el cuenta el hecho de que un jardín está expuesto a una mayor cantidad de humedad, sol y temperatura, este piso debe de tener la capacidad de resistir más que un suelo interior.

 

Gracias a su alta resistencia y a su gran estética, este tipo de suelo puede usarse para diferentes tareas. Por ejemplo, puedes usarlo para construir una terraza o un asador, de igual manera puedes usarlo para crear un camino o una cochera.

¿Qué características tienen los suelos exteriores para jardín?

Como ya mencionábamos, a diferencia de un suelo para interiores, uno para jardín posee características diferentes pensando en hacerlo mucho más resistente y duradero. Algunas de sus características más importantes, y que debes conocer son las siguientes.

  1. Mayor resistencia a la humedad: En un jardín lo que abunda es agua, esta puede venir de una manguera cuando riegas las plantas o de la lluvia al ser un espacio abierto. Es por eso que el suelo para jardín está hecho para ser menos poroso y así resistir más la erosión generada por el exceso de humedad y agua.

  2. Mayor resistencia a los cambios de temperatura: Algunos materiales pueden romperse por un cambio brusco de temperatura. En este caso, este tipo de suelos está hecho para resistir hasta los cambios más drásticos como el haber estado todo el día al sol para después recibir agua fría de un balde. 

  3. Mayor resistencia al sol y los rayos UV: La radiación solar no solo hace efectos contra la piel, también puede dañar algunos materiales. Este tipo de suelo está diseñado para resistir el impacto directo de los rayos UV reduciendo su desgaste y decoloración a causa del sol.

  4. Capacidad de carga: Es común que el suelo para jardín sea utilizado para cocheras, terrazas y bodegas. Esto hace que este tipo de suelo requiere una mayor capacidad de carga, la cual, por su diseño y fabricación logran soportar mucho más peso.

  5. Resistencia y durabilidad: Hechos para soportar una mayor capacidad de carga, a la lluvia, el sol, los cambios de temperatura y las inclemencias del clima, el suelo para jardín está diseñado para durar por mucho más tiempo lo que hará que puedas disfrutar de tu inversión por un largo rato.

  6. Diseño estético: Por último, debes saber que este tipo de piso, a pesar de ser más resistente no sacrifica su estética. Así, podrás encontrar una gran cantidad de diseños con todo tipo de colores, formas y texturas lo que le dará belleza a tu jardín.

¿Qué tipos de pavimentos de exterior existen?

Todas las características del suelo para jardín no solo se reflejan en su gran durabilidad, también lo hacen en su gran versatilidad. Esto hace que podamos encontrar una gran cantidad de tipos de suelo de jardín. A continuación, te contaremos cuáles son los principales: 

Hormigón impreso

El hormigón impreso se caracteriza por ser un tipo de hormigón el cual se somete a un tratamiento especial en el que se le imprime un diseño. Esto mediante el uso de diferentes moldes y aditivos los cuales añaden textura, color y acabado al concreto.

 

Este tipo de hormigón supone muchas ventajas. Una de ellas es el hecho de que obtienes los beneficios del concreto, como resistencia, solidez y durabilidad, junto con la estética de esta técnica de impresión. Además, el hormigón se puede adaptar a cualquier tipo de espacio y uso por lo que puedes aplicarlo en terrazas, caminos y más.

Hormigón desactivado

Gracias a su acabado final, el cual no es ninguno en realidad, este hormigón ofrece una superficie de agarre mucho mayor. Y es que, a diferencia de otros tipos de hormigón como el impreso o pulido, este tipo de hormigón no tiene un acabado final, se deja tal cual queda después de fraguar.

 

Después de colocarse la mezcla de cemento, agua, arena, gravilla y agregados, así como aditivos, este simplemente se vacía y se deja fraguar. Una vez seco, el concreto se deja tal cual quedó, sin pulirlo ni añadirle un recubrimiento. Esta técnica también es conocida como concreto desnudo.

Suelos de ladrillo

Este tipo de suelo para jardín es uno de los más bonitos que podemos encontrar, esto gracias al colorido que solo el ladrillo puede aportar. Además, por su naturaleza, este tipo de material tiene la capacidad de resistir mucho peso.

 

Quizás, la principal desventaja es la porosidad del ladrillo el cual retiene mucha humedad, aunque si usamos un recubrimiento especial este adquirirá una mayor resistencia. Los suelos de ladrillo son una excelente opcion para espacios pequeño, además de que encajan perfectamente con casas de estilo rústico, vintage o industrial.

Piedra natural

Otro tipo de material muy usado para la fabricación de suelos para jardín, similar al ladrillo, es la piedra natural. Esta proviene directamente de canteras o minas recibiendo únicamente un tratamiento de pulido o corte, pues como su nombre lo indica, se trata de piedra natural extraída directamente de la naturaleza.

 

Las ventajas de la piedra natural son muchas, desde tener una gran capacidad de carga, resistencia y durabilidad ante las inclemencias del tiempo, hasta ofrecer un diseño mucho más estético. Existen una gran cantidad de tipos de piedra natural, aunque eso sí, el precio no es muy accesible.

Suelos ceramicos

Si bien muchos podrían pensar que la cerámica es un material que carece de resistencia, esto es en realidad falso. Los suelos cerámicos destacan por ser especialmente durables gracias a que, durante el proceso de fabricación, estos adquirieren una superficie vitrificada la cual es muy baja en porosidad.

 

Otra de las grandes ventajas de este tipo de suelos es el hecho de que su naturaleza cerámica permite tener excelentes diseños los cuales pueden adaptarse a cualquier necesidad. Así podrás encontrar una gran cantidad de colores, texturas y patrones los cuales encajarán a la perfección con cualquier uso.

¿Cuáles son los precios por m2?

Esta es una de las preguntas comunes pues el tema del presupuesto resulta ser fundamental en todo tipo de proyectos. Y es que sin dinero no podrías comprar los materiales, así como pagar la mano de obra necesaria para construir el suelo para jardín que necesitas.

 

Si tienes un presupuesto limitado, debes saber que existen materiales y técnicas bastante accesibles las cuales comienzan en los 20 y 50 euros por metro cuadrado. Si bien su precio puede parecer barato, su calidad es bastante alta pues están fabricados con materiales especiales hechos para ser duraderos.

 

Por el contrario, si lo que estás buscando es una inversión que no solo sea duradera sino también sea estética y hasta de lujo, materiales como piedra natural pueden ser una buena idea. En este caso el presupuesto puede llegar a elevarse hasta los 70 euros por metro cuadrado, dependiendo del material.

 

Uno de los mejores consejos que podemos darte es que no te centres tanto el precio sino más bien en la relación entre costo y beneficio. Si bien hay materiales costosos, estos suelen ofrecer una mayor durabilidad, resistencia, solidez, así como un diseño más bello y atractivo para tu Jardín.

¿Qué tipo de suelo para jardín debo elegir?

Para decidir qué tipo de suelo para jardín debes elegir, es necesario considerar algunos puntos como los siguientes:

  • El tipo de construcción: Lo primero que debes de tomar en cuenta es el tipo de construcción que vas a realizar. Por ejemplo, si vas a construir una terraza o, por el contrario, harás tu cochera o un camino en medio de tu césped.

  • El estilo de construcción: El estilo de construcción es otro punto muy importante. Este debe ir de la mano con el estilo arquitectónico de tu inmueble, así como con el jardín. Este punto te ayudará a decidir qué tipo de material de suelo para jardín, así como la técnica son las más adecuadas.

  • Las condiciones del jardín: Por último, considera las condiciones el jardín como uno de los puntos más importantes ya que si vives en una zona donde la lluvia es abundante o el sol muy fuerte, entonces necesitas un material que resista a dichas condiciones del clima para que dure más.

Si sigues estos pasos, elegir el mejor suelo para la construcción de tu jardín será mucho más sencillo. Así podrás sacarle mucho más provecho a tu inversión.