✅Presupuesto GRATIS y sin compromiso!✅

 

¡Precios a convenir!

 

 

Tel: 642328418

Atención!!! Pagas al final de obra, sólo si estás satisfecho. Solo particulares.

{{business_hours}}

Trabajamos en:

  • Madrid
  • Malaga
  • Granada
  • Alicante
  • Murcia
  • Albacete
  • Zaragoza
  • Salamanca
  • Toledo
  • Galicia
  • Badajoz
  • Albacete
  • Bilbao
  • Cordoba
  • Cuenca
  • Leon
  • Segovia
  • A Coruña
  • Vigo
  • Pontevedra
  • Ourense
  • Lugo

paviconj-es.es en redes sociales

Aprende cómo utilizar correctamente el cemento rápido

A continuación, te diremos qué es el cemento rápido, cuáles son sus ventajas y cómo puedes aplicarlo correctamente para que ahorres mucho tiempo en tus proyectos.

¿Qué es el cemento rápido?

El cemento rápido es una variación del cemento Portland, pero con una mayor resistencia y capacidad de fraguado mucho más rápido.

 

Si quieres obtener mejores resultados que los que consigues con el yeso, deberías emplear el "cemento rápido". Este es un aglomerante ideal para sellar cualquier superficie en tiempo récord.

 

Es decir, no necesitarás esperar más de 24 horas para que fragüe correctamente, como ocurre con el cemento tradicional, ya que se trata de un cemento natural de fraguado rápido; especialmente diseñado para ocasiones en las que se requiere de una aplicación inmediata.

 

Sin embargo, debes tener en cuenta ciertos aspectos antes de emplearlo.

Ventajas

Antes de hablar de sus ventajas es necesario que tengas en cuenta que el fraguado es el tiempo que transcurre desde el mezclado del cemento con el agua hasta que esta masa comienza a endurecerse.

 

Por lo general, este proceso dura unas pocas horas, pero en el caso de este tipo de cemento, el tiempo de fraguado es acelerado; lo que nos obliga a trabajar con mucha precisión y agilidad.

  • Se puede utilizar tanto en interiores como exteriores.
  • Responde bastante bien en ambientes húmedos o secos.
  • Se puede aplicar sobre superficies de madera, hierro o plástico.
  • Es muy útil cuando se necesita realizar reparaciones en áreas inundadas o cuando necesitamos un endurecimiento rápido, pues su fraguado es casi instantáneo, incluso en inmersión.
  • Impermeabilización de túneles y galerías.

Características 

Este tipo de cemento sobresale en su excepcional rapidez de endurecimiento. Este tarda unos 60 segundos, alcanzando su dureza máxima en tan solo 30 minutos. Obviamente, todo depende de las condiciones climáticas.

 

En otras palabras, debido a que se trata un material que se destaca por su rápido tiempo de secado, su aplicación debe ser precisa. Por tanto, es recomendable que este cemento sea aplicado por un equipo cualificado.

 

Otra característica de este producto es que su color marrón amarillento podría tener tonalidades más claras o quizás más oscuras. Todo depende del fabricante.

 

Por otro lado, el Instituto Español del Cemento y sus Aplicaciones (IECA) ha establecido una serie de pautas a seguir para prevenir daños durante su manipulación.

 

En resumen, al manipularlo hay que evitar la formación de nubes de polvo y se debe usar mascarilla, pues existe la posibilidad de inhalación.

 

También se recomienda utilizar gafas y guantes para evitar el contacto directo con este producto.

 

Por último, no se debe mezclar con otros tipos de cemento. Esto es debido a las características y comportamientos que tiene cada tipo de cemento que podría afectar el resultado del fraguado esperado.

Aplicaciones del cemento rápido

Su aplicación es extensa:

  • Fijación de tapas y tuberías de desagüe; varillas o ambientes con un alto grado de humedad.
  • Cerrar grietas o fisuras de hormigón u otras superficies cuya base es de cemento.
  • Reparaciones urgentes en condiciones de humedad extrema.
  • Colocación de marcos.
  • Construcción de aristas.
  • Construcción de tabiques y machihembrados.

Modo de empleo

Para su correcta colocación, debes seguir los pasos siguientes:

  1. Antes de aplicar el cemento debemos preparar la superficie. Es decir, es necesario sanear el área de aplicación (picar y limpiar de escombros la zona a reparar).
  2. Mezclamos el cemento rápido en un tazón, preferiblemente de material blando, bien flexible y cortado a la mitad, como, por ejemplo, una pelota plástica ponchada. De esas que utilizan los niños para jugar.
  3. Vertimos un poco de agua, aproximadamente medio vaso. De esta manera impedimos que se formen grumos.
  4. Con la ayuda de una pequeña pala u objeto en forma de cucharilla vertemos poco a poco una pequeña cantidad de cemento, procurando no vaciar mucha cantidad de golpe.
  5. Con una paletín mezclamos rápidamente mientras formamos una pasta blanda, pero con consistencia firme y homogénea.
  6. Como el tiempo de secado es tan rápido conviene poner en posición el punto específico que deseamos reparar mediante la aplicación de este cemento, y con el paletín vamos introduciendo la mezcla, rellenando el espacio deseado dentro de la oquedad.
  7. Puedes aplicar con un paletín, espátula o con la mano enguantada, en caso de obturar una vía de agua. Al hacerlo debes ir presionando fuertemente.
  8. Mientras la mezcla se va endureciendo los movimientos deben ser de compresión (aplastado) y alisado. Procuraremos hacerlo rápido.
  9. Con la ayuda de una espátula rascamos toda la superficie sobre la que hemos aplicado el cemento rápido para que esta quede perfectamente lisa y uniforme.
  10. Ahora lavamos las herramientas empleadas para evitar que queden residuos de este material.
  11. La razón por la que preferimos utilizar un material como el de una pelota blanda es porque basta con apretarla para que se desprenda el cemento endurecido.
  12. Ahora solo tenemos que tirar los restos de cemento para dejar todo listo para usar cuando se requiera de otra aplicación.

Reparación de pisos de hormigón con cemento rápido

Con los años su piso de hormigón puede verse afectado por los fenómenos meteorológicos (cambios bruscos de temperaturas), las filtraciones de agua o el tránsito pesado, los cuales pueden provocar grietas o perforaciones en su piso de cemento.

 

Es necesario que repares con tiempo este deterioro o estos daños podrían extenderse aún más.

  • En caso de que queramos reparar suelos de hormigón, primero saneamos la base. Eliminaremos todo el material que se encuentre en mal estado o que no se haya podido adherir correctamente.
  • Retiramos todo los restos del material y eliminamos el polvo con una escoba.
  • Para promover la adherencia podemos utilizar una mezcla epóxica (si lo recomienda el fabricante). Lo haremos como pintando la superficie a reparar antes de añadir el cemento rápido.
  • A continuación, seguimos los pasos anteriores para colocar este cemento especial de manera efectiva.

Si necesita más información, pida su presupuesto sin compromiso alguno. Podemos evaluar la condición de su piso y ver cuál sería la forma más conveniente de repararlo por un precio justo.