✅Presupuesto GRATIS y sin compromiso!✅

 

¡Precios a convenir!

 

 

Tel: 642328418

Atención!!! Pagas al final de obra, sólo si estás satisfecho. Solo particulares.

{{business_hours}}

Trabajamos en:

  • Madrid
  • Malaga
  • Granada
  • Alicante
  • Murcia
  • Albacete
  • Zaragoza
  • Salamanca
  • Toledo
  • Galicia
  • Badajoz
  • Albacete
  • Bilbao
  • Cordoba
  • Cuenca
  • Leon
  • Segovia
  • A Coruña
  • Vigo
  • Pontevedra
  • Ourense
  • Lugo

paviconj-es.es en redes sociales

Hormigón ordinario

Utilizado desde la antigua Grecia, el hormigón es uno de los materiales más versátiles de toda la historia pues se puede usar mil maneras en diferentes industrias. Es por eso que hoy te contaremos todo lo que debes saber sobre el hormigón ordinario o convencional.

 

¿Qué es el hormigón ordinario?

Compuesto por 4 ingredientes: aglomerante, áridos, agua y aditivos, el hormigón ordinario es una mezcla qué, como parte de un proceso químico, cambia sus propiedades pasando de un estado similar a una pasta o un líquido, a un material sólido, duro y bastante resistente.

 

Esto es posible gracias a la reacción que se obtiene la mezclar el cemento (Aglutinante), hecho de caliza y arcilla, con el agua, arena, grava y agregados (áridos).  Dependiendo de la receta será la proporción de ingredientes. En el caso del hormigón ordinario, este posee cemento Portland, agua y áridos híbridos, es decir, con un grosor tanto menor como mayor a 5mm.

 

Una vez realizada la mezcla, en un contenedor o tolva especial, el hormigón se puede vaciar dentro de un molde para que así se solidifique obteniendo su solidez característica. Para aumentar su resistencia se pueden añadir, por ejemplo, varillas o estructuras metálicas ofreciendo así mayor solidez.

 

¿Cuáles son las ventajas del hormigón ordinario?

  • Fácil de producir: Una de las más grandes ventajas del hormigón ordinario es el hecho de que este es muy fácil de producir, incluso lo puedes hacer en tu casa. Esto gracias a la simplicidad de su receta, así como a la disponibilidad de sus materiales.

  • Versátil: Otra ventaja bastante importante es el hecho de que este tipo de concreto resulta ser muy versátil. Esto debido a que podemos usar el hormigón para todo tipo de aplicaciones, desde muros, vigas o trabes hasta suelo e incluso como elemento decorativo.

  • Accesible: El precio de producir hormigón es muy accesible pues los ingredientes como el cemento Portland o los agregados áridos suelen ser bastante económicos, sin mencionar que el agua es prácticamente gratis. Esto hace que el costo de fabricar nuestro propio hormigón o comprarlo ya elaborado sea relativamente bajo comparado con otros materiales.

  • Resistente: Si bien el cemento por si solo, únicamente mezclado con agua, es frágil. Si añadimos agregados, aditivos e incluso estructuras metálicas en su interior, como varillas, cables, jaulas o castillos, la solidez aumenta exponencialmente. De esta forma el hormigón se vuelve lo suficientemente resistente para cargar el peso de una construcción.

  • Adaptable: Asimismo podemos encontrar que el hormigón ordinario se puede adaptar fácilmente a diferentes técnicas de construcción. Si bien algunas veces se tienen que hacer modificaciones a la receta o el modo de aplicación, en general podemos usar este tipo de concreto para diferentes técnicas.

  • Estético: Por último, debes saber que esta ventaja es quizás una de las más sorprendentes ya que el concreto no es considerado como estético. Esto en realidad es un mito pues tanto su color como su textura nos permite utilizarlo incluso como acabado decorativo en diversas construcciones.

Usos y composición 

A continuación, explicaremos cuáles son los principales ingredientes que conforman la receta básica.

  • Cemento y agua: El cemento es la base de esta mezcla pues este polvo hecho a partir de arcilla y piedra caliza es el encargado de actuar como agente aglutinante cuando se le añade agua, otro ingrediente fundamental.

  • Áridos: Los áridos se componen principalmente de agregado, grava, gravilla o rocas trituradas de distintos tamaños, menores o mayores a 5 mm, así como de arena. Estos ingredientes son fundamentales para aportar solidez al concreto una vez que este haya fraguado. De no usarlos el concreto sería frágil y quebradizo.

  • Aditivos: Adicional a los 3 ingredientes anteriormente mencionados, es común el uso de aditivos en la fabricación de hormigón. Estos pueden ser orgánicos o inorgánicos siendo su principal objetivo el modificar las propiedades del hormigón, así como para controlar la velocidad de fraguado de la mezcla

En cuanto a los usos, podemos encontrar que el concreto común sirve para una gran cantidad de tareas las cuales van desde la construcción hasta los acabados e incluso la decoración. La siguiente lista contiene los principales usos que le puedes dar a este tipo de hormigón ordinario:

  1. Fabricación de materiales de construcción: El hormigón de tipo liviano, es decir, una mezcla no tan densa del concreto convencional es usado para la fabricación de materiales de construcción, principalmente tabiques no estructurales, así como cañerías y contrapisos que no carguen mucho peso.

  2. Fabricación de estructuras: Por el otro lado, podemos encontrar que el hormigón común, con una densidad normal, se usa para la fabricación de estructuras como vigas, placas y columnas. En el caso del hormigón denso, este se usa para el blindaje de estructuras, así como para la construcción de obras civiles.

  3. Unión de otros materiales: De igual manera el hormigón se puede usar como una especie de pegamento para la construcción de muros o paredes. En este caso es común usarlo para pegar ladrillos o tabiques entre sí. El hormigón convencional también se puede usar con acero, vaciándose sobre estructuras o insertando cables para su tensión.

  4. Decoración y otros usos: Podemos usar concreto para dar acabado a paredes, así como para fabricar pisos económicos y rápidos. De igual manera, el hormigón se puede usar para fabricaros caminos o pavimentos, como pasa con el concreto hidráulico. Incluso podemos usar hormigón para fabricar manualidades como bancas, barbacoas o macetas.

¿Por qué elegir hormigón ordinario?

Hay una simple y sencilla razón para elegir usar hormigón ordinario, este constituye la base de la construcción hoy en día. Solo basta con mirar a las construcciones que se encuentran a tu alrededor para entender lo fundamental que es el hormigón hoy en día.

 

De igual forma, existen muchas más razones para usar este tipo de hormigón como su bajo costo, la gran cantidad de opciones que existen en el mercado, así como su versatilidad. Además, considera que el hormigón ordinario aporta solidez estructural, resistencia y seguridad para los usuarios de tu construcción.