Hormigón visto

Fabricado a partir de 4 ingredientes básicos: Cemento, agregados, agua y aditivos, el hormigón representa uno de los materiales de construcción más versátiles. Solo basta con ver a nuestro alrededor para ver qué el hormigón está presente en toda construcción, tanto en su estructura como en su decoración.

 

Aquí te contaremos de una técnica simple pero bastante efectiva, la cual garantiza recibir tanto los beneficios estructurales como estéticos del hormigón. De esta forma podrás sacarle mucho más provecho a tu inversión y a tu tiempo. Así qué, es mejor que conozcas qué es el hormigón visto.

 

Este artículo es puramente informativo. Actualmente no ofrecemos este tipo de servicio.

 
 

¿Qué es el hormigón visto?

Explicar qué es el hormigón visto es muy sencillo, pues a diferencia de otros tipos que varían ya sea por su técnica de aplicación o por su receta y proporciones, este tipo de hormigón es más buen un modo de uso. 

 

Y es que este técnica básicamente se trata de usar el hormigón sin ningún tipo de arreglo estético, es decir, se usa el hormigón de forma directa después de haber sido retirados los moldes o el encofrado. Si acaso, algunas empresas llegan a colocar algunos tratamientos superficiales para impermeabilizarlo, por ejemplo, o sellarlo.

 

Esto supone una gran ventaja pues en lugar de invertir en pintura o acabados finales, se deja el concreto así crudo, en todo su esplendor grisáceo. Aunque muchos podrían considerar esto como algo poco estético, la realidad es que este tipo de hormigón está cobrando gran relevancia junto con las técnicas decorativas inspiradas en lo industrial.

 

El hormigón visto pasó de ser usado en construcciones como viaductos o edificios industriales, donde es común dejar el concreto sin un acabado adicional, a usarse en residencias. Lo mejor de todo es que su uso no requiere ni de una gran inversión ni de maquinaria compleja.

¿Qué ventajas tiene el hormigón visto?

  • Costos de mantenimiento bajos: Uno de los principales beneficios de este tipo de hormigón es el hecho de que los costos de mantenimiento son bajos. No necesitas dar mantenimientos constantes, como pasa con la pintura, además de que limpiarlo es muy sencillo.

  • Largo tiempo de vida: Es sabido que el concreto tiene un tiempo de vida bastante largo ofreciéndonos mayor durabilidad estructural. De la misma forma, si usamos el concreto como acabado final para nuestros inmuebles, también recibiremos este beneficio el cual garantiza, junto con mantenimientos mínimos, que su durabilidad sea muy larga.

  •  Menos tiempo de construcción: Una construcción convencional requiere de, después de revocar o colocar el concreto, se comiencen los trabajos de acabados con yeso, pasta o pintura. En este caso, al omitir el último paso de los acabados ahorraremos mucho tiempo pues se puede hacer el vaciado del concreto y su encofrado casi simultáneamente. 

  • Costo accesible: Para utilizar esta técnica de concreto solo necesitarás de 4 ingredientes básicos: Cemento (Aglomerante), arena y gravilla (áridos), aditivos (orgánicos o inorgánicos) y agua, eso es todo. En cuanto a equipo, basta con alquilar el encofrado de nuestro agrado para así darle la terminación final al hormigón.

  • Materiales fáciles de conseguir: Además de ser accesible, otro de los beneficios directos del hormigón visto es el hecho de que este resulta fácil de preparar. Podemos comprar hormigón fresco, ya mezclado con agua, o comprar hormigón seco y nosotros mezclarlo, incluso podemos comprar todos los ingredientes y crear nuestra receta.

  • Aislante acústico y térmico: Si bien esta ventaja dependerá de la calidad de la aplicación, el concreto tiene la capacidad de aislar y absorber el sonido. De la misma forma, este material opera como aislante térmico garantizando una temperatura cálida en invierno y fresca en verano.

  • Material aprueba de fuego: Otro punto que debes de tomar en cuenta es el hecho de que el hormigón es considerado como uno de los materiales más resistentes contra el fuego. Esto garantiza la seguridad y protección de tus construcciones, además, este material tiene la capacidad de absorber golpes y vibraciones.

  • Diferentes acabados: Por si fuera poco, usar este tipo de hormigón garantiza el poder utilizar diferentes encofrados para tener distintos acabados. Los encofrados más comunes para usarse en concreto son las tablas, fenólicos, metálicos, plásticos, con sellos y martelinados. Dependiendo del tipo de encofrado será el acabado final del hormigón.

¿Qué usos tiene el hormigón visto?

  1. Usos residenciales

Uno de los usos más novedosos que ha recibido el hormigón visto es su capacidad de ser usado en residencias, edificios y casas habitación. Esto gracias a una tendencia decorativa única la cual está inspirada en elementos industriales.

 

Es por eso que cada vez es más común que constructoras enfocadas al ámbito residencial usen el hormigón visto tanto en interiores como en exteriores. Si se le combina con elementos modernistas y minimalistas, la belleza resultan del hormigón hacen que el gris de color adquiera mayor alegría.

  1. Usos comerciales

De igual forma, este tipo de concreto está cobrando gran popularidad en la construcción de centros comerciales, tiendas y restaurantes. Y es que, si consideramos el bajo costo de mantenimiento y montaje con los beneficios de no requerir de acabados adicionales, este tipo de hormigón se vuelve una gran solución para ámbitos comerciales.

 

Quienes se han visto más beneficiados de este modo de uso son los restaurantes pues estos han aprovechado lo combinable que es el color gris para crear contrastes más que atractivos. Por si fuer apoco, este hormigón sigue los lineamientos de tendencias decorativas como la industrial y lo vintage.

  1. Usos industriales

Este fue uno de los primeros usos que recibió este tipo de hormigón pues en la industria lo que importa es la resistencia, los costos y el tiempo de construcción, no la estética. Es por eso que se decidió aprovechar la naturaleza del concreto para darle un toque mas agradable a las construcciones.

 

Si necesitas construir una bodega, almacén o cualquier otro tipo de inmueble de uso industrial, entonces lo ideal es aprovechar todos los beneficios y potencial que te otorga este tipo de concreto. Además, a largo plazo obtendrás beneficios como reducción de costos de mantenimiento.

  1. Pavimientos y caminos 

Así como este tipo de hormigón se utiliza para la construcción de paredes o muros, principalmente, también se puede usar para caminos. Y es que, gracias a su aspecto, resistencia y el poco tiempo que se requiere para aplicarlo, es común aprovecharlo para construir caminos y pisos.

 

Esto supone un gran beneficio pues se obtiene la durabilidad del hormigón con el ahorro de no utilizar baldosas, pisos cerámicos, porcelanatos o cualquier otro tipo de material adicional. Puedes usar hormigón para pisos de grandes áreas como naves industriales o comerciales, o para caminos de jardín o cocheras.

 

Modos de aplicación

Si bien el modo de aplicación del concreto es el convencional, mediante el vaciado del concreto en los moldes o estructuras. El modo de aplicación para convertirlo en hormigón visto dependerá tanto del tipo de encofrado como el resultado final que busquemos. Lo siguientes son los más comunes:

  • Tablas: Para este tipo de encofrado se usan tablas de distintos tipos de madera, por lo regular pino o maderas densas. El uso de estas tablas permite transferir la textura de la madera al hormigón lo que hace que el concreto se vea versátil y moderno.

  • Fenólicos: Compuesto por una estructura de materiales fenólicos, hojas de celulosa con resinas fenólicas, este tipo de encofrado no transmite ningún tipo de textura. Así tendremos un hormigón con acabado plano el cual es perfecto para quienes buscan un muro, por ejemplo, sin ningún tipo de patrón, así como sea fácil de limpiar.

  • Metálicos: En el caso de los encofrados metálicos, estos suelen ser los más usados en construcciones industriales por el hecho de que se pueden montar fácilmente en obra. A diferencia de las tablas u otros materiales, aquí el metal no genera desperdicios pues es fácil retirarlo, aunque limita los acabados finales.

  • Plásticos: Para construcciones residenciales y comerciales, este tipo de encofrado es muy popular por sus acabados. Y es que el hormigón visto encofrado con plástico creará un acabado suave, prolijo y bastante estético. A diferencia de otros encofrados, los plásticos son ligeros, reutilizables y moldeables.

  • Con sellos: Si bien este tipo de encofrado puede estar fabricado en distintos materiales, principalmente metal o plástico. La principal característica es el hecho de que este encofrado incorpora sellos, patrones o figuras los cuales permite dibujar relieves sobre el hormigón. Así, al fraguar estos se quedarán impregnados en la superficie.

¿Por qué elegir el hormigón visto?

Existen muchas razones para elegir el hormigón visto sobre otras aplicaciones de hormigón. Una de ellas es el presupuesto pues de elegir este tipo de concreto, ya no tendrás que gastar ni tiempo, ni dinero y mucho menos materiales para darle un acabado estético a tu construcción.

 

Por si fuera poco, con el hormigón visto el mantenimiento es mucho menor, obtienes la resistencia y durabilidad que solo este material saber aportar, así como ahorras mucho tiempo. Esto para todo tipo de inmuebles, desde los más pequeños como una casa hasta enormes parkings o naves industriales.